Un minuto antes de hablar en público

¿Qué piensas antes de hablar en público? ¿Qué hay en tu mente y en tu corazón antes de enfrentarte a diez o diez mil personas? El estado de ánimo del momento probablemente determine la energía que dispares hacia tu auditorio. En este POST voy a compartir mis tres secretos para ponerme a tono con la presentación que debo dar. No tienen por qué ser tus secretos, puedes usar los tuyos, puedes fabricar tus rituales, estos son los míos. Quizás te insipiren para buscar los tuyos.

-Estar presente
Me tomo un minuto para recordarme por qué estoy en ese lugar. Recordar cuanto trabajo me tomó lograr que me contraten, que me den esa nueva oportunidad y agradezco poder llevar una vida a partir de lo que amo hacer. No pensar en la próxima presentación, no pensar en si me fue bien en la anterior, solo estar presente y recordarme cuál es mi misión para los próximos minutos.

-La misión
Va de la mano con el consejo anterior. Me pregunto y me recuerdo qué quiero que las personas sientan, hagan y piensen cuando termine la presentación. Es mi manera de poner mis prioridades en orden. Cuando todo el foco se centra en tu audiencia, queda muy poco tiempo para preocuparse por uno mismo y por nuestros nervios. Y sí, todos los oradores tienen una buena cantidad de nervios antes de hablar en público, los mejores son los que saben convertirlos en energía positiva.

-Música
Tengo un playlist en Spotify que suelo escuchar el día de cada charla, taller o presentación. Comienza muy tranquila gracias a Eric clapton y termina muy arriba con música de esa que hace que uno sienta la adrenalina del momento. Esas canciones han generado un ancla en mi mente que me colocan en el estado de ánimo que necesito para estar a tono con la ocasión. Al fin y al cabo, ¿cuál sería tu playlist? ¿Qué canciones te ponen en el humor correcto? ¿Qué perfumes te tranquilizan? Busca tu amuleto, encuentra eso que te convierte en la mejor versión de ti mismo/a.

Estos son mis tres consejos. No tienen que servirte siempre, solo puedo decir que me sirven a mí y que pueden inspirar tus propios procedimientos. Si te sientes listo, sigue leyendo cómo prepararte para dar na charla TED. Aunque no esté en tus planes, estás técnicas te ayudarán a seguir progresando en tu oratoria.

¡Sigamos hablando!

Noticias relacionadas...

Compartir contenido:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *